Carla del Campo se dejo llevar por nuestro lente en una sesión donde demuestra que con un rostro angelical también se puede ser sexy.

fotografía: Raúl Pachas